Posts etiquetados ‘latinoamérica’


[…] todo proceso revolucionario verdadero engendra una contrarevolución aún mayor” (Lenin)

[El proceso revolucionario en Bolivia es] “un hecho de soberanía social que ha permitido la conversión de la mayoría demográfica indígena en mayoría política estatal; una modificación de la naturaleza social-clasista del mando y hegemonía estatal […] de la mano de movimientos sociales y modos organizativos de caracter sindical(0), comunal y plebeyo del mundo indígena-popular.

(0) Para los trabajadores, principalmente mineros y fabriles, al menos durante 50 años (1940-90), el sindicato fue la red organizativa de la identidad de clase y de la acumulación de la experiencia de clase […] la asimilación de la experiencia de clase vino exclusivamente por el lado del sindicato, pues los trabajadores, al final sólo tenían a este para afrontar la vida, la represión y la muerte. El sindicato ha sido el único lugar duradero para experimentar los avatares de la existencia colectiva; ha sido la única red de apoyo, amistad y solidaridad continua y el auténtico lugar para asumirse como cuerpo colectivo. Lo que los trabajadores han hecho en la historia desde 1940 hasta 1990 ha sido bajo la forma de sindicato; han luchado en él, han hecho una revolución (y no es poca cosa), han obtenido derechos, han conseguido salud y vivienda, han protegido a sus familias, han enterrado a sus muertos. De ahí su perdurabilidad y prioridad en la construcción de la memoria de la clase obrera […]” Alvaro G. Linera. “Sindicato, multitud y formas de autonomía política en Bolivia”. 2001.

(más…)


Notas del libro “tal cual es … El camino de José Mújica a la Presidencia”, de Kintto Lucas.

Del prólogo de Fander Falconí.

“En Uruguay, al igual que en el resto de países de la región, prevalece una inserción en los mercados internacionales basada en la exportación de productos primarios: carne de ganado vacuno, soya y arroz representan el 33 por ciento de la oferta total exportable. A los impactos ambientales y conflictos sociales provocados por esta forma de inserción internacional, se suman los causados por la instalación de las plantas de celulosa. […]

Este es el momento de plantear retos de alcance suficiente como para reformular el usual paradigma de desarrollo (crecer en términos económicos y, en el mejor de los casos, con distribución). La urgencia de generar estrategias adecuadas de transición productiva, que consideren un nuevo sujeto social responsable de sus acciones y relaciones con la Naturaleza, es tanto o más necesario que la nueva visión de sustentabilidad.

[los TLC como nueva fórmula de neocolonialismo] Los TLC son mucho más que tratados de comercio: implican sumisiones geopolíticas y disciplinas sociales que solo competen a cada país de manera soberana, no a una potencia extranjera y menos a un orden internacional, administrado por la OMC y organizado en torno a la omnipotencia del mercado, que pregonó el fin de la historia.

[…] necesidad de recuperar la memoria de los procesos.

De la introducción de Samuel Blixen:

“[…] la cuestión de la profundización de los cambios sigue siendo el aspecto más relevante a encarar. Y no por casualidad, al analizar la interna del Frente Amlio y la correlación de fuerzas, Kintto hace una referencia explícita a la realidad ecuatoriana, para asentar la hipótesis de que los procesos progresistas en el continente expresan ‘gobiernos en disputa’, coaliciones o alianzas donde conviven vectores que tuercen a la derecha y otros que empujan hacia la izquierda.”

Del libro (Kintto Lucas):

“[…] a esta ciudad [Quito] le basta saber que la rosa de los vientos existe, este no es el lugar donde los rumbos se abren, tampoco es el punto magnífico donde los rumbos convergen, aquí precisamente cambian los rumbos.[…]

En el gobierno ecuatoriano hay un sector de derecha que busca un reacomodo político y económico, traba los intentos de cambio y busca fortalecer un modelo que consolide a nuevos grupos hegemónicos. Un sector que tiene la correlación de fuerzas a su favor, y ha logrado cercar al mandatario. Por otro lado hay gente con un pensamiento transformador; hay progresistas que se acomodan a la silla disputando algún que otro puestito burocrático, pero no es sentido del cambio; y hay oportunistas que caen por su propio peso. Por lo tanto, hay un gobierno en disputa, el sentido del cambio de rumbo en disputa y la correlación de fuerzas en disputa.

 

Quito (EC)

Publicado: 30/11/2013 en libros, personal
Etiquetas:

“A esta ciudad le basta saber que la rosa de los vientos existe, este no es el lugar donde los rumbos se abren, tampoco es el punto magnífico donde los rumbos convergen, aquí precisamente cambian los rumbos”

José Saramago.

Leído en el libro “tal cual es … El camino de José Mújica a la Presidencia” de Kinntto Lucas.


Ximena Amoroso, Subsecretaria general de Ciencia y Tecnología de la SENESCYT del Gobierno de Ecuador ha invitado a la sociedad ecuatoriana a elaborar “de forma transparente un borrador de Ley del Software Libre para el Ecuador” durante la inauguración de la “Minga por la libertad tecnológica“.

Transcripción del discurso de la Subsecretaria:

Es nuestro momento…

Como actores relevantes en un proceso de revolución en democracia es nuestro momento para transformar lo que nos rodea, lo tangible y lo intangible; es nuestro momento para debatir y empujar el cambio de matriz productiva, desde el conocimiento común y abierto.

Quizás, por eso nos encontramos hoy aquí, en la academia, gentes que en su diversa composición no son muy lejanas a quienes apenas unos decenios atrás en un ambiente similar debatían y construían los protocolos que hoy usamos para comunicarnos en la red. Bienvenidos y bienvenidas Hackers, abogados, académicos, gentes de la cultura,  funcionarios de distintas instituciones y todas las personas de Ecuador y del mundo que nos acompañaréis en estos 3 días de intercambio de conocimientos.

El software libre alberga en sí mismo varias características que lo convierten en una herramienta clave en el proceso de cambio de matriz productiva hacia una bio-economía social del conocimiento:

En primer lugar se trata de un producto del conocimiento libre construido por “la comunidad” en un trabajo horizontal, cooperativo y transparente, lo que da idea de la potencia de una organización productiva de esas características.

En segundo lugar el software libre tiene, ante todo, un enorme valor de uso que enfrenta al resto del software a su limitado valor de cambio.

En tercer lugar, el software libre, su producción y mantenimiento, se constituyen en la práctica en un motor de la economía local, y puede erigirse en el catalizador o impulsor del pequeño tejido empresarial de la economía popular y solidaria en el área de las tecnologías de la información, la información y el conocimiento, un sector clave para el país, que las prácticas concretas de la producción de valor a partir del conocimiento libre, del que el software libre es una expresión real, va a propiciar la apropiación de ese conocimiento por la sociedad ecuatoriana permitiendo así, de paso, la valorización de la producción nacional.

En cuarto lugar, el software libre supone una garantía mínima para enfrentar el camino de la soberanía tecnológica, que no es otra cosa que la expresión concreta de la soberanía nacional en el ámbito de la ciencia y la tecnología. Un paso imprescindible para acabar con el neocolonialismo tecnológico-cultural y alcanzar la autonomía tecnológica a través de esa apropiación real de conocimiento.

Y por terminar de señalar, que no agotar, las características del software libre, aquellas que lo convierten en un elemento estratégico en cualquier proceso de cambio social productivo y de consumo, se trata en definitiva de un elemento cohesionador de culturas y lenguas y superador de desigualdades gracias a las posibilidades que el desarrollo del software libre abre a la adaptación de las herramientas informáticas a la interculturalidad, el multilenguaje y la accesibilidad.

Sin embargo, y pese a todas las bondades del software libre de las que sólo he señalado algunas, no podemos mirar para otro lado y evitar señalar también las complejidades que un cambio como el que nos proponemos desde la sociedad ecuatoriana implican y frente a los que habrá que estar vigilantes y preparados. Un cambio que no puede suceder sin una migración masiva de la sociedad a un nuevo paradigma de consumo tecnológico, a un nuevo territorio todavía por cartografiar y aprehender en el que las reglas son otras: el ciberespacio, para el que ya hace unos años John Perry Barlow proclamo solemnemente su independencia. Un cambio, en fin, que va a exigirnos a todas compromiso, coherencia y tesón. Un camino que ningún gobierno puede recorrer a solas y que va a necesitar, al menos, del impulso de los movimientos más comprometidos con el software y conocimientos libres.

Un impulso que desde la SENESCYT queremos ayudar a poner en marcha a través de una iniciativa política que quiero anunciar precisamente aquí y ahora, en el marco de esta minga por la libertad tecnológica, en forma de invitación pública y solemne a que sean ustedes, la sociedad concienciada y organizada alrededor del conocimiento libre, la que elabore de forma transparente un borrador de Ley del Software Libre para el Ecuador.

Estoy convencido que su experiencia teorico-práctica en la construcción colectiva y abierta podrá brindarnos con la colaboración de expertos de la SENESCYT y del IAEN un borrador de texto legal que nuestros asambleístas puedan concretar, un texto contextualizado, pegado a la realidad del país, realista pero al mismo tiempo revolucionario.


[…]
no me ensucie las palabras
no les quite su sabor
y límpiese bien la boca si
dice revolución”.

(más…)