Libro: “Psicopolítica
Byung-Chul Han
Ed. Herderpsicopolitica-portada

De la contraportada: “El filósofo Byung-Chul dirige […] su mirada crítica hacia las nuevas técnicas de poder del capitalismo neoliberal,  que dan acceso a la esfera de la psique, convirtiéndola en su mayor fuerza de producción. La psicopolítica es, según Han, aquel sistema de dominación que, en lugar de emplear el poder opresor [disciplinario], utiliza un poder seductor, inteligente, que consigue que [las personas] se sometan por sí mismas al entramado de
dominación.

En este sistema, el sujeto sometido no es consciente de su sometimiento. La eficacia del psicopoder radica en que el individuo se cree libre, cuando en realidad es el sistema el que está explotando su libertad. La psicopolítica se sirve del Big Data, que, como un Big Brother digital, se apodera de los datos que los individuos le entregan de forma efusiva y voluntaria. Esta herramienta permite hacer pronósticos sobre el comportamiento de las personas y  condicionarlas a un nivel prerreflexivo. La expresión libre y la hipercomunicación que se difunde por la red se convierten en control y vigilancia totales,  conduciendo a una autentica crisis de la libertad. […] el futuro se
convierte en predecible y controlable.

Según Byung-Chul Han, este poder inteligente podría detectar incluso patrones de comportamiento del inconsciente colectivo que otorgarían a la psicopolítica un control ilimitado. Nuestro futuro dependerá de que seamos capaces de servirnos de lo inservible, de la singularidad no cuantificable y de la idiotez -dice incluso- de quien no participa ni
comparte.

Leer el resto de esta entrada »


Elinor Ostrom, premio Nobel de economía en 2009 “por su análisis de la gobernanza económica, especialmente de los recursos compartidos”, ha investigado multitud de ‘procomunes’ actuales (existentes) y del pasado, a lo largo de todo el planeta y ha extraído lo que ella 7 principios de diseño que hacen la gestión de los procomunes ‘eficaces’.

  1. Límites definidos con claridad que determinen quienes tienen acceso al procomún y quienes no.
  2. Reglas que limiten el tiempo, el lugar, las tecnologías y la cantidad de recursos que se pueden utilizar así como la cantidad de trabajo material y dinero que se deben dedicar al procomún.
  3. Garantizar que los miembros determinen democráticamente las reglas y sus modificaciones en el tiempo.
  4. Garantizar que quienes supervisen las actividades que se lleven a cabo en el procomún sean miembros del mismo o alguien que responda ante ellos.
  5. Sanciones proporcionadas impuestas por los otros miembros con el fin de evitar castigos excesivos que puedan agriar su participación futura y generar malestar en la comunidad.
  6. Establecer medios para acceder con rapidez a una mediación privada.
  7. Que las autoridades públicas reconozcan y aprueben la legitimidad de las reglas fijadas por el procomún.

(Sacado del libro de Jeremy Rifkin “La sociedad de coste marginal cero. )


Cuatro citas. Las tres primeras extraidas del texto de Iñaki Gil de San Vicente titulado “La práxis revolucionaria como terapia anti estrés” (2005),  y la última del libro de Eva Illouz “Por qué duele el amor”.

“La sociedad del riesgo significa que el pasado pierde su fuerza determinante para el presente, y en su lugar hace entrada el futuro, algo no existente sino construido y ficticio como causa de la experiencia y el quehacer presentes. Cuando hablamos de riesgos, discutimos sobre algo que no está a la vista, pero que puede hacer su aparición si no se toman ahora mismo cartas en el asunto […]”
(Ulrich Beck: “¿Qué es la globalización?”)

“El fin del contrato regular es también el del tiempo de la previsibilidad del trabajo, de destinos certeros y de enraizamientos geográficos que habilitan compromisos a largo plazo y asunción del riesgo en función de un porvenir posible. Hoy el destino es de incertidumbre, configurando un gran interrogante para todos y cada uno de los trabajadores, y el compromiso en la lucha, una apuesta en el vacío porque la lucha por el futuro implica la certidumbre de que el futuro existe. Las nuevas relaciones laborales han dado surgimiento a un tipo trabajador caracterizado por una ‘mentalidad precarizada’. Al estar rota la posibilidad de vivir una narrativa laboral de largo aliento […] el trabajador reconstruye simbólicamente esquemas de acción fragmentados y superpuestos, que anulan la posibilidad de una articulación estratégica.”
(Mª del Rosario Arregui López: “Crisis de la modernidad y culturas
laborales”. 2004)

“El placer de la obediencia y el sometimiento puede ser consciente o estar totalmente oculto tras racionalizaciones como el determinismo, la necesidad o la sensatez; pero lo decisivo del caracter autoritario es que en las situaciones en las que puede obedecer son tan gratificantes para él, que no procura transformarlas sino reforzarlas cada vez que las encuentra en la realidad. Dado que el carácter gratificante y placentero suele ser totalmente inconsciente, con frecuencia es difícil distinguir entre los casos que efectivamente hay rasgos de carácter autoritario-masoquista y aquellos en los que se trata simplemente de un sometimiento impuesto o motivado por razones prácticas.”
(Klaus Eyferth: “Aspectos tipológicos de la personalidad autoritaria”)

“Al efectuar una introspección intentamos descubrir deseos o necesidades de carácter fijo, pero esos deseos y esas necesidades están en un proceso constante de transformación en respuesta a las situaciones. Por ello, la introspección interfiere con la capacidad de sentir emociones plenas e intensas, activadas mediante circuitos cognitivos no racionales.”
(Eva Illouz: “Por qué duele el amor”)

 

 


Tú no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable.
Leer el resto de esta entrada »


“HACKSTORY: La historia nunca contada del underground hacker en la Península Ibérica”

Mercè Molist

Torrent para descargar el libro en formato .epub

Las cosas claras
Hola, soy morgana. Y M&M. Y merce. Maria Mercè Molist i Ferrer, una chica de pueblo que en 1995 entró en Internet.
No he escrito este libro para ti. Lo he escrito para mí. Para mi curiosidad, mi placer al investigar, mi diversión de escribir. Y lo he escrito para ellos. Los hackers. Para que no se olviden sus nicks, sus hazañas y sus retos.
Ten siempre presente cuando lo leas, como yo lo he tenido al escribirlo, que este libro no es todo lo que fue. Es, como explica el wiki que le fue origen, Hackstory.net “lo que sabemos sobre la historia de los hackers”. Lo que nos han dejado saber.
Si no eres uno de ellos, o no viviste en la Internet de los años 90, te recomiendo leer el siguiente glosario. Sí, ya sé que nadie lee los glosarios. Pero no voy a bajar el nivel a media historia para explicar cosas que deberían estar entendidas. Así que, como te diría un hacker: Read The Fucking Manual!”


Dos libros de Franco Berardi (Bifo) leidos en paralelo: “El sabio, el mercader y el guerrero. Del rechazo del trabajo al surgimiento del cognitariado” (2007) y “La sublevación“(2013)

Anotaciones rápidas, urgentes, extraidas del prólogo a la edición española del libro “El sabio, le mercader y el guerrero. Del rechazo del trabajo al surgimiento del cognitariado” y de la cuarta parte del libro (“Otros futuros, quizás. Del rechazo del trabajo al surgimiento del cognitariado”), y de la introducción a la edición española del libro “La sublevación” y el apartado del mismo libro “SECPSI” y “Después del fin de la universidad”.
Leer el resto de esta entrada »


«El terreno de la legalidad burguesa del parlamentarismo no es solamente un campo de dominación para la clase capitalista, sino también un terreno de lucha, sobre el cual tropiezan los antagonismos entre proletariado y burguesía. Pero del mismo modo que el orden legal para la burguesía no es más que una expresión de su violencia, para el proletariado, la lucha parlamentaria no puede ser más que la tendencia a llevar su propia violencia al poder. Si detrás de nuestra actividad legal y parlamentaria no está la violencia de la clase obrera, siempre dispuesta a entrar en acción en el momento oportuno, la acción parlamentaria de la socialdemocracia se convierte en un pasatiempo tan espiritual como extraer agua con una espumadera. Los amantes del realismo, que subrayan los “positivos éxitos” de la actividad parlamentaria de la socialdemocracia para utilizarlos como argumentos contra la necesidad y la utilidad de la violencia en la lucha obrera, no notan que esos éxitos, por más ínfimos que sean, sólo pueden ser considerados como los productos del efecto invisible y latente de la violencia».

Rosa Luxemburg.

Cita  —  Publicado: 14/05/2014 en personal
Etiquetas: