Archivos de la categoría ‘Notas’


Cuatro citas. Las tres primeras extraidas del texto de Iñaki Gil de San Vicente titulado “La práxis revolucionaria como terapia anti estrés” (2005),  y la última del libro de Eva Illouz “Por qué duele el amor”.

“La sociedad del riesgo significa que el pasado pierde su fuerza determinante para el presente, y en su lugar hace entrada el futuro, algo no existente sino construido y ficticio como causa de la experiencia y el quehacer presentes. Cuando hablamos de riesgos, discutimos sobre algo que no está a la vista, pero que puede hacer su aparición si no se toman ahora mismo cartas en el asunto […]”
(Ulrich Beck: “¿Qué es la globalización?”)

“El fin del contrato regular es también el del tiempo de la previsibilidad del trabajo, de destinos certeros y de enraizamientos geográficos que habilitan compromisos a largo plazo y asunción del riesgo en función de un porvenir posible. Hoy el destino es de incertidumbre, configurando un gran interrogante para todos y cada uno de los trabajadores, y el compromiso en la lucha, una apuesta en el vacío porque la lucha por el futuro implica la certidumbre de que el futuro existe. Las nuevas relaciones laborales han dado surgimiento a un tipo trabajador caracterizado por una ‘mentalidad precarizada’. Al estar rota la posibilidad de vivir una narrativa laboral de largo aliento […] el trabajador reconstruye simbólicamente esquemas de acción fragmentados y superpuestos, que anulan la posibilidad de una articulación estratégica.”
(Mª del Rosario Arregui López: “Crisis de la modernidad y culturas
laborales”. 2004)

“El placer de la obediencia y el sometimiento puede ser consciente o estar totalmente oculto tras racionalizaciones como el determinismo, la necesidad o la sensatez; pero lo decisivo del caracter autoritario es que en las situaciones en las que puede obedecer son tan gratificantes para él, que no procura transformarlas sino reforzarlas cada vez que las encuentra en la realidad. Dado que el carácter gratificante y placentero suele ser totalmente inconsciente, con frecuencia es difícil distinguir entre los casos que efectivamente hay rasgos de carácter autoritario-masoquista y aquellos en los que se trata simplemente de un sometimiento impuesto o motivado por razones prácticas.”
(Klaus Eyferth: “Aspectos tipológicos de la personalidad autoritaria”)

“Al efectuar una introspección intentamos descubrir deseos o necesidades de carácter fijo, pero esos deseos y esas necesidades están en un proceso constante de transformación en respuesta a las situaciones. Por ello, la introspección interfiere con la capacidad de sentir emociones plenas e intensas, activadas mediante circuitos cognitivos no racionales.”
(Eva Illouz: “Por qué duele el amor”)

 

 

Anuncios