Un análisis (personal) del capitalismo escrito en 1995.

Publicado: 30/07/2012 en personal
Etiquetas:,

Apunto aquí, que para eso es mi libreta de notas digital, un análisis del capitalismo que elaboré en 1995. Lo transcribo tal y como lo escribí en esa fecha, 1995:

I. ANALISIS CAPITALISMO.

1.    Concepto capitalismo:

“Relación de producción basado en la estricta separación de productor y consumidor, y caracterizada por el control/propiedad de los medios de producción (trabajo, tierra, y capital) por una parte de la población (clase o alianza de clases o fracción de clase) determinada -clase dominante- frente a otra que no posee más que su  fuerza de trabajo (sin disponibilidad real sobre ella) y ninguna posibilidad práctica de incidir en el proceso productivo.”

Dicha relación se manifiesta como un derecho lo que le permite ser independiente de la forma concreta que revista en cada momento de su función productiva. (capital= trabajo almacenado)

2.    Fases/Desarrollo del capitalismo y características de cada una de ellas:

2.1.  Fase primitiva, de acumulación originaria. (Protocapitalismo y Capitalismo Mercantil).(1500-1800)

  • Imposición violenta.
  • ‘Descubrimiento’ y expolio de nuevas tierras y pueblos.
  • Nacimiento naciones/estado (y nacionalismo).
  • Alianza de clases para superar el antiguo régimen. (Revoluciones burguesas).

2.2.  Fase disciplinaria, de imposición y desarrollo. (Capitalismo Industrial).(1800-1968)

  • Regionalización de las economías.
  • Luchas por el establecimiento y la consolidación de los mercados (interiores: nacionales;  y exteriores: imperios).
  • Normalización de la violencia originaria (base de la imposición violenta), mediante la conversión en norma/derecho de la dominación violenta.
  • Uniformización de las conciencias, (imposición de la subjetividad).
  • Constitución del capital como relación de producción. (el trabajo pasa a ser considerado como mercancía libre)
  • Conformación de los Estados modernos como instrumento básico del capitalismo. (o lo que es lo mismo, adecuación de la estructuras político sociales a la relación de producción capitalista, y con arreglo a las características de esa fase concreta del desarrollo del capitalismo).
  • Configuración del ‘obrero masa’.
  • El proceso de lucha de clases se focaliza en ‘la fábrica’.
  • A esta fase de desarrollo del capitalismo corresponde una división internacional del trabajo concreta.

2.3.  Capitalismo post-industrial.(1968- .)

  • El capitalismo se manifiesta en tres ‘ramas’:
    • Capitalismo Industrial o de producción de bienes.
    • Capitalismo Financiero o especulativo.
    • Capitalismo Simbólico, basado en la producción de conocimiento/saber.
  • Actualmente ‘funcionan’ las tres formas de capitalismo señalado (industrial, financiero y simbólico), si bien se trata del paso del capitalismo industrial al simbólico, jugando el capitalismo financiero o especulativo una mera función coyuntural en la necesaria acumulación de capital para el paso o transformación del capitalismo industrial al simbólico.
  • Impacto de las nuevas tecnologías en la producción. Dicho impacto afecta fundamentalmente a la producción de conocimiento/saber (biotecnología, ingeniería genética, …) y a la producción y transmisión de información (datos y conocimiento).
  • Globalización de la economía.
  • Superación del marco estado-nación en su función de delimitación de mercado interior.
  • La dirección de la economía pasa a instituciones transnacionales (grandes empresas multi/transnacionales; ONU; BM; FMI; GATT; OMC; …)
  • Estancamiento de la tasa de beneficio.
  • Agotamiento recursos naturales y materias primas necesarias para el capitalismo clásico o industrial.
  • Crisis ecológica.
  • Socialización de la producción; paso de la producción en la fábrica a la producción social que convierte al trabajo social en el eje de relación de producción capitalista.
  • Obrero social.
  • El proceso de lucha de clases pasa de estar focalizado en la fábrica a estar focalizado en el seno mismo de la sociedad.

2.4.  Junto a las anteriores características específicas de cada una de las fases de desarrollo del capitalismo señaladas hay que apuntar la ‘existencia’ de dos modelos formales de capitalismo que han venido coexistiendo en todas las fases de su desarrollo y que aún hoy perviven e incluso acentúan su ‘lucha por le hegemonía’ en la fase de predominio global apuntada.

Se trata de dos modelos ‘formales’ (es decir, iguales en esencia, pero diferentes en su forma), y que se corresponden con lo que se ha llamado capitalismo anglosajón -liberalismo-(USA; GB) y capitalismo renano -Keynesianismo-(Europa; Japón), asociandose el primero a las políticas liberales -con fundamento teórico práctico en el monetarismo de Milton Friedman- y basado en el éxito  individual, el beneficio a corto plazo y su publicitación,  (ultraconservadoras, Reaganismo, Thatcherismo, .), y el segundo a las políticas socialdemócratas con fundamento teórico práctico en J.M. Keynes, basado en el éxito colectivo, el consenso y la preocipación por el largo plazo.
El primero de ellos aboga por la mínima intervención del Estado en el mercado, mientras que el segundo defiende la intervención del Estado para ‘suavizar’ los efectos del capitalismo.

La distinición tiene su importancia más allá de cuestiones teóricas, por cuanto la ‘conversión’ al capitalismo de los estados surgidos de la ex-URSS o China, (y otros), puede hacerse hacia el modelo anglosajón o hacia el modelo renano, y las implicaciones de una u otra opción resultarán a la postre decisivas para determinar cual de los modelos se convertirá en el hegemónico.

En todo caso, la lucha entre las tres potencias regionales se dilucida tambien en el terreno del modelo formal señalado.

2.5.  Fase actual de desarrollo del capitalismo.

  • La ‘caída’ del muro ha permitido al capitalismo un  desarrollo acelerado, y ha le ha permitido aparecer como la única alternativa viable.
  • En la fase actual del capitalismo pervive el capitalismo industrial, (desplazado a la periferia por sus menores costes), junto a un naciente capitalismo ‘simbólico’. (el capitalismo financiero o especulativo es puramente coyuntural, exagerado por le necesidad de acumulación y concentración de capital que exige el nuevo capitalismo simbólico para su definitiva imposición y posterior desarrollo).
  • Las características y circunstancias señaladas en el punto anterior junto a la ‘caída del muro’ y la crisis del capitalismo derivada del estancamiento de la tasa de beneficio, originan una serie de problemas y situaciones nuevas que ponen en evidencia la existencia de una crisis ‘estructural’ del capitalismo, derivada de la necesidad de implantación de la nueva forma de capitalismo naciente (cap. simbólico) y las estructuras político-sociales asociadas al mismo.
  • Dichos problemas vienen dados por:
    • Pervivencia del ‘viejo’ capitalismo industrial junto a nuevas formas de capitalismo (financiero y simbólico).
    • El capitalismo en los paises del ‘centro’ tiende cada vez más hacia un capitalismo ‘simbólico’, no basado en la producción de bienes materiales. Los medios de producción de ese nuevo capitalismo simbólico o financiero ya no son los medios materiales, las fabricas, las herramientas, o siquiera la tecnología, sino que ha pasado directamente a ser ‘el conocimiento’ y el capital  en sí mismo y directamente (dinero). El capital (dinero) es controlado por los grupos financieros transnacionales que deciden unilateralmente y de acuerdo a sus exclusivos intereses, tanto su adscripción a empresas productivas (decidiendo por tanto la producción de bienes) como la redestribución de las ganancias o plusvalías obtenidas.
    • Los procesos productivos de fabricación de bienes y explotación extensiva de la mano de obra y recursos naturales inherentes, se han desplazado definitivamente a la periferia, con mano de obra barata (y en el caso de los paises del este tras la caída del muro de Berlín, altamente cualificada), costes sociales muy bajos, ayudas en forma de subvenciones financiadas por los organismos del capital internacional, quedándose para los paises del centro el capitalismo financiero, la economía de servicios y el capitalismo simbólico.

INADECUACION DE LAS ESTRUCTURAS POLITICO-SOCIALES DEL CAPITALISMO INDUSTRIAL:

  • Imposibilidad de seguir sosteniendo el ‘estado del bienestar’ por la necesidad de acumulación de capital y la dirección transnacional de la economía (que hace que los problemas sociales no ‘afecten’ a las economias sino a los Estados). Esa situación implica una creciente MARGINALIZACION de amplias capas de la población que supone, en la práctica, una RUPTURA DE LA ESTRUCTURA SOCIAL del capitalismo industrial (productivos e improductivos), generando una nueva problemática social sin que al mismo tiempo se generen los mecanismos de control social adecuados. El Estado pasará así a recuperar sus genuinas funciones de policía (control social) y de recaudación de impuestos (orientada a la financiación de las exigencias de infraestructuras del nuevo capitalismo).
  • Por otro lado, las necesidades sociales han pasado de ser cuantitativas a ser cualitativas,  produciéndose por parte del capitalismo una incapacidad de satisfacción de las necesidades básicas. (la sociedad desarrollada ya no responde a las necesidades ‘creadas’ -puro consumismo- tan mecánicamente, sino que por el contrario ‘exige’ la satisfacción de otro tipo de necesidades -cualitativas- que el capitalismo no puede satisfacer al no poder someter su producción al beneficio. -sanidad, educación, y en general, ‘calidad de vida’.). En esa línea, al capitalismo no le es tan rentable producir calidad de vida (sanidad, ocio, cultura, educación, .) pero intenta adecuar (formalmente) su producción a esas exigencias, invirtiendo en educación -preparación de mano de obra especializada para la producción-, cultura-espectáculo-, …
  • Las nuevas exigencias sociales y la imposibilidad de seguir manteniendo el estado del bienestar producen, a su vez, una crisis de credibilidad de los mecanismos políticos de intermediación / disciplinización clásicos (partidos políticos, sindicatos, y en general instituciones de las democracias burguesas)
  • De lo que se deriva la necesidad de readecuación de los instrumentos político-sociales de dominación para adecuarse a las nuevas formas de capitalismo y fundamentalmente a la tercera (capitalismo simbólico).
  • Necesidad de una nueva fase de acumulación de capital para desarrollar las ‘infraestructuras’ materiales, políticas y sociales necesarias a las nuevas formas de producción capitalista (cap. simbólico).
  • Necesidad de una readecuación de la división internacional del trabajo. (proceso en marcha).
  • El proceso de implantación del nuevo capitalismo simbólico sigue ‘abierto’ en tanto que las formas que la relación de producción a él asociadas tienen todavía que coexistir con las estructuras político sociales adecuadas al capitalismo industrial y que al nuevo capitalismo le son insuficientes o ineficaces.

De ahí que pueda concluirse que la crisis actual de capitalismo no es una crisis ‘típica’ o una de esas crisis cíclicas, sino que se puede hablar de una CRISIS ESTRUCTURAL DEL CAPITALISMO.

3.    Posibles salidas a la crisis estructural del capitalismo:

Existen tres posibles salidas (teóricas) a la crisis estructural señalada:

  • Formación de un Imperio (una única dirección política) capitalista. (Responde el modelo de capitalismo anglosajon o ultraliberal). Posibilidad no descartada. Se trataría de un imperio basado en tres pilares:
    • Un ‘gobierno mundial’ (ONU o instancia similar).
    • Un ‘ejercito imperial’ cuya ‘base’ sería el ejercito de los EEUU. (al estilo de una ‘fuerza multinacional como la que actuó en la ‘crisis del golfo’).
    • Una dirección única de la economía a través de instituciones como el BM, FMI, OMC (antiguo GATT), .
  • Una segunda alternativa sería el modelo de ‘desarrollo sostenido’ (cumbres de Rio, El Cairo, Copenhague). En la práctica no es sino la ‘lectura’ socialdemócrata de la primera posibilidad, o lo que es lo mismo, un imperio pasado por el ‘humanismo’ y el ‘ecologismo’. (responde al modelo de capitalismo renano o europeo).
  • La tercera posibilidad es la ‘regionalización’ o división de la economía mundial a partir de tres potencias: USA, Alemania y Japón, que controlarían cada una de ellas sus respectivas áreas de influencia. Provoca una gran instabilidad y conflictividad. Se trata de la confrontación de ambos modelos de capitalismo -anglosajón y renano por imponerse a nivel global).

Ninguna de las tres posibilidades puede hoy por hoy descartarse. Esa situación genera unos conflictos y tensiones enormes en la economia mundo capitalista, produciendo el efecto de una gran concentración de capital y de actividades productivas del nuevo capitalismo simbólico en el centro (norte), agudizando aún más las diferencias entre el norte/sur o
centro/semiperiferia/periferia.

Al mismo tiempo, el conflicto que se deriva de una situación así, (todavía sin que se hayan delimitado y/o establecido claramente  las respectivas áreas de influencia), produce que paises o estados puedan pasar de la semiperiferia a la periferia o al revés. (caso del estado  español que pasa de la semiperiferia a la práctica periferia, o corre el riesgo de hacerlo, o de zonas como la del sudeste asiático que pueden pasar de la periferia a la semiperiferia).
4.    Situación actual a nivel mundial. (2-4-95).

  • Las posibles salidas a la crsis estructural del capitalismo apuntadas, están ‘funcionando’ en la práctica. Así, por un lado se intenta imponer un ‘nuevo orden’ que se traduciría en un ‘único orden’ o en un orden con dirección única, (imperio), cuya unica posibilidad pasa por el liderazgo de los EEUU. Esta opción, sin embargo ha fracasado hasta el momento lo que no quiere decir que no siga tratándose de imponer.
  • Se da al mismo tiempo una ‘regionalización’ real que gira alrededor de las tres potencias (USA, Alemania, y Japón), y que se encuentra en fase de ‘afirmación’ mediante la delimitación de sus respectivas áreas de influencia. En ese proceso, la ausencia de un ‘Yalta’ que imponga por la fuerza esa división clara en las respectivas áreas de influencia, está haciendo que la lucha entre las tres potencias por su propio espacio y su propio modelo de capitalismo se agudice día a día. Por otro lado, existen grandes áreas que no pueden aún encuadrarse en la orbita de ninguna de las tres potencias: China, Rusia y algunos países del este, …), y su adscripción a una u otra podría decantar hacia esta un liderazgo mundial que hoy por hoy nadie le discute a los USA, planteando así de nuevo la tentativa de construcción del imperio capitalista mundial.
  • El capitalismo en los paises del ‘centro’ tiende cada vez más hacia un capitalismo ‘simbólico’, no basado en la producción de bienes materiales, de consumo, sino en la especulación financiera y la producción de ‘saber’. Los medios de producción de ese nuevo capitalismo simbólico o financiero ya no son los medios materiales, las fabricas, las herramientas, o siquiera la tecnología, sino que ha pasado directamente a ser ‘el conocimiento’ y el capital  en sí mismo y directamente (dinero).
  • Los procesos productivos de fabricación de bienes y explotación extensiva de la mano de obra y recursos naturales inherentes, se han desplazado definitivamente a la periferia, con mano de obra barata (y en el caso de los paises del este tras la caída del muro de Berlín, altamente cualificada), costes sociales muy bajos, ayudas en forma de subvenciones financiadas por los organismos del capital internacional, quedándose para los paises del centro el capitalismo financiero: economía de servicios.

5.CONCLUSIONES PROVISIONALES DE LO EXPUESTO HASTA AQUI:

  • El centro de gravedad de la lucha de clases (la contradicción) se da hoy en el seno mismo de la sociedad y no en la ‘fábrica’. Ese cambio tiene, lógicamente, que incidir en el modelo organizativo y formas de lucha anticapitalista.
  • Si la ‘calidad’ de vida y no la ‘cantidad’ en el consumo es el eje de las nuevas necesidades sociales, y en tanto que el capitalismo no puede responder adecuadamente a esa exigencia (por falta de rentabilidad), la exigencia de satisfacción en ese punto señala a una contradicción del capitalismo que puede ser ‘explotada’.
  • La construcción de alternativas económico-sociales al capitalismo (sin esperar a que se implante un ‘estado socialista’) debe hacerse desde las anteriores premisas:
    • Iniciativas en el seno de la sociedad.
    • Que implementen calidad de vida.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s