Manual para pensar.

Publicado: 18/03/2010 en libros
Etiquetas:,

Aviso previo:

  1. Por favor, imprime y lee hasta el final este texto (es muy corto y esquemático) antes de intentar aplicarlo.
  2. Este breve (minúsculo) manual de urgencia para “pensar-analizar” es fruto de una experiencia propia. Osea, el resultado de un experiencia teórico-práctica personal y, a través de este texto intenta ser, además, transferible. Es la apropiación o aplicación de práctica de lo que he aprendido (hasta ahora) de varios textos, pero fundamentalmente de uno, cuya lectura resulta imprescindible, de Iñaki Gil de San Vicente, titulado “Aprender y atreverse a pensar bien. Recetario útil y oportuno para no pensar como tont@s

I. Introducción:

El pensamiento es un proceso ininterrumpido en el que los saltos a lo nuevo exigen simultanear profundizaciones en el método y los conceptos.

Alguien (Otto Neurath) lo explicó muy bien con una metáfora marinera: “somos como marineros que en alta mar tienen que cambiar las formas de su embarcación para hacer frente a los destrozos de la tempestad. Para transformar la quilla tendremos que usar maderos a la deriva o tal vez tablas de la vieja estructura de nuestro propio barco. No podremos sin embargo llevar la nave a puerto para reconstruirla de nuevo. Y mientras trabajamos tendremos que permanecer sobre la vieja estructura de nuestra nave y luchar contra el temporal, las olas desbocadas y los vientos desatados.”

Para pensar-analizar bien es necesario

I. 1) “Problematizar” la cuestión a pensar-analizar, preguntando (y respondiendo):

  • Porqué?
  • Cómo?
  • Con qué?
  • Donde?
  • Para qué?
  • Quien gana y quien pierde?
  • Que efectos tendrá?

Las respuestas, en cualquier caso serán dadas como válidas (que no como inmutables) sólo después de contrastarlas con la realidad.

I. 2) Conocer la continuidad del proceso analizado. La autocrítica sólo se puede hacer si se recuerda la continuidad del proceso. Así para pensar-analizar bien será necesario avanzar del “cómo es” (descripción del problema) al “cual es su origen”, pasando por el “porqué”.

I. 3) No se puede olvidar nunca que el propio proceso de pensamiento y su metodología “son” parte del problema o cuestión que se está analizando.

II. Metodología:

El proceso de pensar-analizar exige una metodología que comprende una serie de pasos ineludibles. Todos los pasos deben ser andados. No valen los atajos ni los saltos, y menos aún los “esto no me hace falta, porque ya me lo se”. Si se siguen esos pasos, uno tras otro y por el mismo orden en el que se expondrán, se obtendrán resultados espectaculares !

Esos pasos son los siguientes:

1) AUTODISCIPLINA. La importancia del TIEMPO.

1.a) Es imprescindible disponer de “tiempo propio”, … aunque sea poco.

1.b) Aprender a controlar el tiempo:

  • escribir en un papel las cosas que queremos hacer.
  • Tacharlas a medida que las hacemos.

(Al poco tiempo de hacer esto, aprenderemos a saber cuanto tiempo nos cuesta hacer cada cosa y a programar nuestra actividad con más eficiencia, única forma de sacar ese “tiempo propio” imprescindible.)

1.c) Desterrar rutinas inútiles que nos hacen perder el tiempo.

2) PENSAR AL REVÉS.

  • Sacar “chispa” a todo, como placer. (El deseo es el motor)
  • Darle la vuelta, literalmente, a todas esas “frases hechas” y cuestiones “inamovibles”… como un juego, por placer.

3) MIRAR DEBAJO DE LA SUPERFICIE.

  • Tener objetivos estratégicos CLAROS.
  • Apoyarse en otras experiencias (reales) similares.(Contrastar con la realidad)
  • Intercambiar información y debatir libremente.

Sólo, aislado, sin contraste con la realidad y sin debate libre se puede mantener el pensamiento concreto durante poco tiempo y se aumenta la capacidad de abstracción. Como consecuencia, el pensamiento-analisis se aleja de problema concreto y real.

4) TEORÍA Y PRÁCTICA:

  • Pensamiento -> ensayo -> error -> nuevo pensamiento -> ensayo … (tras varios ciclos, se aprende a “predecir” el futuro)
  • Si sucede un CAMBIO IMPREVISTO es señal inequívoca de que el pensamiento anterior fallaba.
  • Estos FALLOS suelen repetirse por CAUSA DE ACEPTAR ACRÍTICAMENTE los hechos. Esa forma de aceptar acríticamente las cosas SURGE TAMBIÉN en los ESTADOS DE EUFORIA: cuando se piensa y se cree que todo marcha según lo planeado.
  • Para evitar cometer fallos ES IMPRESCINDIBLE CONOCER EL FALLO CONCRETO en nuestro razonamiento-pensamiento-análisis. Y sólo podemos conocer el fallo concreto si conocemos la continuidad del proceso: cómo es?, cual es su origen?, porqué?, es decir, SOLO PODEMOS CONOCER EL FALLO si antes hemos aplicado estas mismas reglas o pasos para pensar-analizar bién.
  • Si hemos dado esos pasos, para conocer el fallo concreto hay que preguntarse:
    • Quién sale ganando?
    • Que fuerzas le apoyan.

(No olvidemos que estamos pensando-analizando problemas concretos y reales, no “teorías” o “creencias” o “filosofías”. Estamos contrastando nuestro pensamiento-análisis con la realidad, … estamos pensando-analizando nuestras “acciones reales”, a las que se “oponen” otras “acciones reales” de otras personas que actúan sobre la misma realidad. No estamos solos ;-)

  • Al contestar a esas dos preguntas hay que estar muy atentos, porque EN CADA CAMBIO ENTRAN EN ESCENA NUEVOS SUJETOS y LOS QUE CONTINUAN, CAMBIAN y adaptan su estrategia, como estamos haciendo nosotros, pensando-analizando)
  • CÓMO contestamos pues a esas preguntas?: Reuniendo INFORMACIÓN DIRECTA Y VERAZ. Y después?: … depende de cual sea el problema:
    • No confundir el hecho desencadenante con el problema (los síntomas con la enfermedad)
    • Cada problema concreto tiene sus características propias, sus tiempos, sus exigencias y sus ritmos.
    • Analizar “aisladamente” cada problema y formas de solución, avanzando las consecuencias.
    • No confundir ni mezclar los problemas.
    • Priorizar lo más importante en cada momento (esto es algo que se aprende con la práctica.
  • Ahora ya podemos saber cual es el problema de fondo (la contradicción principal), pero lo que NECESITAMOS SABER (conocer) es EL ASPECTO PRINCIPAL DEL PROBLEMA, porque ES AHÍ DONDE DEBEMOS RESPONDER. Cómo? -> pensando y actuando al mismo tiempo. Dos vías:
    • Conocer más profundamente el problema.
      • Consultar textos básicos, elementales. Ir a los fundamentos. Simultanear 2-3 textos (no más !)
      • APLICAR CRITERIO FINALISTA: estamos analizando a fondo la cuestión por algún motivo. Tenemos un fin. No se trata de especular o divagar. Concretar. Contestar a las preguntas: Porqué?, Cómo?, Con qué?, Donde?, Para qué?, Quien gana y quien pierde?, Que efectos tendrá?
      • BUSCAR (pensar-analizar) LO NUEVO:
      • Sabemos lo que sabemos y sabemos a donde queremos llegar.
      • Buscamos información en base a donde queremos llegar.
      • Seleccionamos información.
      • Vemos las POSIBILIDADES, … DESCARTAMOS LAS MENOS POSIBLES y NOS QUEDAMOS CON LAS PROBABLES.
      • Sintetizamos lo que tienen en común y constante hasta encontrar “el hilo conductor” del problema. Si hay varios, priorizamos:
      • según la urgencia.
      • criterio del menor coste.
      • criterio del mayor mal.
    • Desarrollamos la idea obtenida que será superior y mejor que la precedente. LO NUEVO (el nuevo pensamiento) SE PRODUCE CUANDO HEMOS IDO DEL FIN AL PRINCIPIO Y DEL PRINCIPIO AL FIN. LO VIEJO SE PRODUCE CUANDO APRENDEMOS QUE ESE PRINCIPIO DEVIEN EN FIN, HA ENVEJECIDO. El pensamiento es un proceso inacabable.
  • Actuar
    • Rápida aglutinación de fuerzas.
    • Análisis sistemático y veloz de las consecuencias de nuestra respuesta: hay que buscar en esas consecuencias: LO VIEJO, LO PERMANENTE, Y LO NUEVO.
    • Responder al problema actuando.
  • ANTE LA DUDA: … ACTÚA !!

… y vuelta a empezar :-)

Insisto: recuerda que todos los pasos deben ser andados. No valen los atajos ni los saltos, y menos aún los “esto no me hace falta, porque ya me lo se”. Si se siguen esos pasos, uno tras otro y por el mismo orden en el que se han expuesto, se obtendrán resultados espectaculares ! :-)

Anuncios
comentarios
  1. patricia dice:

    (Insisto: recuerda que todos los pasos deben ser andados. No valen los atajos ni los saltos, y menos aún los “esto no me hace falta, porque ya me lo se”. Si se siguen esos pasos, uno tras otro y por el mismo orden en el que se han expuesto, se obtendrán resultados espectaculares ! ) Si no es un problema de falta de conocimiento, lo mío es que me salto los pasos previos y atajo cuando no me lo espero, va a ser mi dispersión. Voy a poner en práctica (todo) y a dejar la intuición como método único. :-)

    • txema dice:

      La intuición surge sólo cuando has dados los pasos adecuados, sin esos pasos previos, lo que suele ‘emerger’ se parece más al delirio ;-)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s