Libros: “El futuro de la civilización capitalista” (Immanuel Wallerstein)

Publicado: 17/07/2009 en libros, prospectiva
Etiquetas:, ,

I. Wallerstein es profesor de sociología en la Universidad de Nueva york y director del ‘Fernand Braudel Center for Study of Economies, Historical systems, and Civilititations‘ . Además, da charlas, escribe artículos, y … razona y expone de maravilla.

Wallerstein es una especie de Carlos Marx del siglo 21; ha destripado el funcionamiento del sistema capitalista imperante desde hace 500 años, y ha explicado su historia de forma que se pueda entender, corroborando de paso las “predicciones” de Marx.

Para leer ese ‘destripamiento’ hay que comerse tres volúmenes, bastante duros, con un montón de notas a pié de página que no te puedes saltar, y con todos, absolutamente todos los datos que os podáis imaginar para fundamentar sus reflexiones, razonamientos y conclusiones. La obra se llama “El moderno sistema mundial” y está editada por Siglo XXI.

Afortunadamente, hay un librito titulado “El capitalismo histórico”  que recoge una síntesis perfecta de todo eso en 100 páginas formato libro de bolsillo, también editado por S. XXI: Este sí es fácil de leer, y sinceramente recomendable para entender lo que nos pasa y poder siquiera aventurarnos a pensar lo que nos va a pasar.

Y eso, intentar aventurar lo que nos va a pasar, es lo que hace Wallerstein en el libro que os comento. Ahora bien, que quede muy claro que ‘aventurar’, en el caso de wallerstein, no es sinónimo de ‘fabular’, sino de hacer ‘prospectiva‘, esa ‘ciencia’ que intenta ver el futuro a partir del conocimiento del presente que nos da la comprensión del pasado y a través de una metodología perfectamente delimitada. Cosa seria, pues.

En las primeras 70 páginas, Wallerstein expone una síntesis de su análisis del funcionamiento del capitalismo, (que no debería sustituir en ningún caso la lectura de “el capitalismo histórico” al que me he referido más arriba), para concluir que estamos de lleno en plena crisis del capitalismo, pero no una de esas crisis cíclicas, sino en una ‘crisis sistémica’, es de decir, de las que sólo se resuelven mediante un cambio en el sistema mismo (por decirlo pronto y rápido): las nuevas tecnologías, la globalización, todo eso, como expresiones de una situación de transformación del sistema capitalista que arranca en los años 60 con el fin del capitalismo industrial. Y eso lo escribía en el 1997.

A partir de ahí Wallerstein propone en las restantes páginas tres salidas posibles-probables para el capitalismo. Es de lo más lúcido que he leído en muchísimo tiempo y creo que perfectamente validas como propuestas. Creo, además, que las tres salidas ‘aventuradas’ por wallerstein son otras tantas posibilidades completamente abiertas y en plena lucha actualmente, aunque como dice el propio wallerstein (y yo le creo), hay más que esas tres posibilidades: “… lo que es importante es reconocer que las tres opciones históricas están realmente ahí y que la opción dependerá de nuestro comportamiento mundial colectivo de los próximos 50 años. Sea cual fuere la opción que se elija, no se producirá el fin de la historia sino, en un sentido real, su comienzo. El mundo social humano es todavía muy joven en términos de tiempo cosmológico.

Y para terminar, transcribo (las negritas son mías) esas tres salidas que señala Wallerstein, no para ahorraros el esfuerzo de leer el libro, sino con la esperanza de que este ‘aperitivo’ os mueva a hacer ese pequeño esfuerzo que compensa con creces el conocimiento que transmite.

Hay tres tipos de fórmulas sociales que parecen plausibles a la luz de la historia del sistema-mundo. Una es una especie de neofeudalismo que reproduciría de un modo más equilibrado el desarrollo de los tiempos de desorden: un mundo dividido en soberanías parceladas, de regiones considerablemente más autárquicas, de jerarquías locales. Esto puede hacerse compatible con el mantenimiento, aunque probablemente no con el fomento, del actual nivel relativamente alto de tecnología. La acumulación incesante de capital ya no podría funcionar como la fuente principal de tal sistema, pero sería un sistema ciertamente desigualitario. ¿Qué lo legitimaría? Tal ve un retorno a la creencia en las jerarquías naturales.

Una segunda fórmula podría ser una especia de fascismo democrático. Dicha fórmula implicaría una división del mundo en dos castas, una de las cuales, la de arriba, incorporaría tal vez un quinto de la población mundial. Dentro de ese estrato podría haber un alto nivel de distribución igualitaria. Basados en tal comunidad de intereses en el interior de un grupo tan grande, habría fuerza suficiente como para mantener al restante 80 por ciento en la posición de un proletariado trabajador totalmente desarmado. El nuevo orden mundial que Hitler tuvo en mente era algo parecido. Fracasó, pero es que entonces se definió a sí mismo en términos de un estrato superior demasiado escaso.

Una tercera fórmula podría ser un orden mundial más radicalmente generalizado, muy descentralizado y altamente igualitario. Parece el más utópico de los tres pero no tiene por qué ser desechado. Este tipo de orden mundial ha sido prefigurado en numerosas meditaciones intelectuales de los siglos pasados. La sofisticación política y la pericia tecnológica crecientes que ahora tenemos la hacen factible, pero no segura. Requeriría aceptar ciertas limitaciones reales a los gastos de consumo. Pero no significa meramente la socialización de la pobreza porque entonces sería políticamente imposible de llevar a cabo.”

El libro lo leí hace ya unos años, pero me ha parecido oportuno publicar estas notas ahora. Como dice la canción, … Crisis ?, What Crisis !?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s