Libros: “El cerebro nos engaña”. (Francisco J. Rubia)

Publicado: 12/06/2009 en libros
Etiquetas:, ,

El cerebro nos engaña“. Francisco J. Rubia.

El punto de partida del contenido del libro es bastante simple: si el cerebro humano es un producto de la evolución, la mente también tendría que ser un producto de la evolución.

El argumentario incluye los últimos avances en neurobiología, antropología, filosofía y hasta la psicología.

La única ‘pega’ que le encuentro al libro es que dedica mucho espacio a relacionar las funciones cerebrales con la religión o la divinidad, aunque sea por el camino de una búsqueda a los fenómenos cerebrales relacionados con la creatividad o la fantasía, imaginación …

Un apunte interesante (al menos para mi) está en el hecho (según el autor) de que el cerebro ‘inventa’ la mayor parte de nuestras percepciones a fin de completar ‘cuadros’ de la realidad que sean comprensibles para el propio cerebro ;-)

Las notas:

El cerebro es la mente visible. La mente es el cerebro invisible“.

La evolución de la mente (consciencia) está ligada a la evolución biológica del cerebro.

Jean Gebser (“Origen y mente. Historia de la conscienciación”) distingue 4 etapas:

  • arcaica
  • mágica
  • mítica
  • mente racional.

Erich Neumann (1954), discípulo de Carl Jung señala en su obra “Los orígenes e historia de la conscienciación” que “la consciencia (mente) moderna es una integración de los estadios (anteriores) recorridos.[…] Mientras que ‘el ego’ del ser humano y su consciencia (mente) han cambiado extraordinariamente durante los últimos 6.000 años, el inconsciente es una estructura que parece fija para toda la eternidad y casi inalterable. Y  sin embargo, este inconsciente es el origen de todo acto creativo, de la religión, del arte, de la ciencia y la tecnología […] Cuando nos sumergimos en el mundo de los sueños, nuestro ego y nuestra conciencia se desintegran[…]

La mente moderna sería pues una especie de mosaico de estructuras pertenecientes a estadios anteriores de desarrollo.

Para Neumann, una de las consecuencias de la ‘separación’ del ego (del inconsciente) es “la soledad”.

Un punto clave en el desarrollo histórico de la mente es el desarrollo de la capacidad de representación, el uso de símbolos.

Otro (punto clave) sería la cultura: “La cultura creada por el propio ser humano en interacción con el cerebro que la ha creado, sigue moldeando el cerebro, que es plástico por naturaleza.” (En lo que parece ser un bucle cerrado y auto-referente)

Si lo anterior es cierto, el ser humano tiene en sus manos el desarrollo de su propio cerebro a través de la creación de un entorno cultural.

El módulo del ‘yo’ y la consciencia:

  • El módulo del yo está ligado a la consciencia. El resto de módulos pueden desarrollar la conducta que controlan sin necesidad de la consciencia. (Ver notas del libro “Mi concepción del mundo”, de Schródinger, y las notas sobre IA)
  • Los conceptos de ‘tiempo’ y ‘espacio’, que son fruto de nuestro cerebro, están ligados también al módulo del yo (como el lenguaje) por lo que se explica que en el inconsciente estos conceptos no existen y en los sueños el espacio y el tiempo no tienen nada que ver con el tiempo y el espacio ‘conscientes’.

Carl Gustav Carus plantea que el desarrollo de la psique se produce desde el inconsciente al consciente. La consciencia surge lentamente pero permanece siempre bajo el control del inconsciente, al que la persona retorna durante el sueño.

Los ‘arquetipos’ de Jung: Los arquetipos son el contenido del “inconsciente colectivo” y se refieren a ‘patrones vivenciales colectivos, imágenes arcaicas, que determinan las vivencias’. (Nuestra consciencia -mente- conservaría restos de su pasado evolutivo de la misma manera que nuestro ‘cuerpo’ conserva trazas de su pasado evolutivo).

Los seres humanos ‘piensan’ sobre la base de patrones de conocimiento o módulos (esquemas). Estos esquemas son como los sillares del pensamiento, usado para elaborar e interpretar las nuevas informaciones.

La mente es pues ‘un dispositivo para el pensamiento’, no una máquina lógica: ‘vemos e interpretamos el mundo a través de nuestros esquemas’. (La mente humana es ‘metafórica’ mientras que los ordenadores son ‘literales’)

Por otro lado, el cerebro no puede ser sino un elemento para la supervivencia. La generalización (esquematización) puede hacer ‘familiar’ (reconocible) lo que no lo es, cortocircuitando la lógica cuando es necesario.

Teoría evolutiva de Konrad Lorenz:

“La vida es un proceso de adquisición de conocimientos”

El aparato humano del conocimiento no es perfecto, y sólo está adaptado a aquellas condiciones bajo las que se ha desarrollado. (Por ejemplo: la atmósfera terrestre filtra la luz y solo deja pasar radiaciones entre 400 y 800 nanómetros de longitud de onda, y nuestra capacidad óptica se ajusta a esa circunstancia y sólo permite ver la luz de longitud de onda entre 380 y 760 nanómetros).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s